Menús de configuración en el Panel de Administración

Emprende tu idea con poco y haz que crezca con poco

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Imaginemos una situación, Jorge le encanta el baloncesto. Conoce a todos los jugadores importantes, mira todos los partidos y siempre lee artículos relacionados a la temática de baloncesto. 

Jorge le cuenta a sus amigos que ha empezado a entrenar baloncesto, para ser un jugador profesional en su país natal, sucede que después de 6 meses de entrenamiento decide con su equipo a participar en algunos torneos.

¿Que clase de torneo debería jugar Jorge? ¿un torneo internacional para los mejores jugadores del mundo? ¿debería ser nacional para jugadores con experiencias intermedias? o ¿un torneo local para jugadores novatos que estarán a su nivel o quizás un poquito más avanzado?.

Pues si pensaste la última opción, es correcta, Jorge debería entrar a un torneo de novatos que podrían estar a su nivel o un poco más alto de experiencia, ahí es donde radica esta clave para crecer en tu negocio. 

Empieza con poco

Si tienes una idea de negocios, la noción de que se convertirá en un éxito rotundo, puede que quizás esté conectada a la fantasía de ganar un torneo internacional con jugadores experimentados. Necesitas tiempo para definir tu idea de negocio antes de lanzarlo a lo grande al mercado, por lo tanto, lo ideal sería comenzar con algo pequeño e ir desarrollando la idea poco a poco.

Durante el proceso, vas adquirir las habilidades necesarias para tener éxito, tendrás el tiempo necesario para convertir a tu negocio en algo grandioso y podrás evitar riesgos al lanzarlo a lo grande desde el principio.

Es cierto, quizás estés pensando que incluso si empiezas por algo pequeño obviamente necesitarás dinero para suplir los costos y gastos de tu idea, pero te diremos la clave para resolver esto.

Crece con poco

La autofinanciación es una forma de iniciar y financiar tu negocio sin pedir préstamos ni depender de inversores. Esto significa que inviertes en tu negocio con tus propios recursos en vez de arriesgarte en tomar préstamos.

Con la autofinanciación, te concentras en captar clientes desde el comienzo para obtener dinero y reinvertirlo en tu proyecto para que pueda seguir creciendo poco a poco. Esto significa que tendrás que empezar con algo pequeño, usando recursos actuales, para crear una versión simplificada de tu producto o servicio.

Puedes vender este prototipo inicial de tu idea o proyecto, y eso te puede ayudar a conseguir los fondos necesarios para innovar y expandir tu negocio. Ten en cuenta observar y estudiar determinadamente tus clientes cuando usen tus productos o servicios, esto te puede ayudar a saber qué es lo bueno y lo malo de tu negocio.

Inicia sin préstamos e inversores

Si aún no tienes experiencias para manejar negocios, creo que lo más factible al principio es evitar tomar préstamos o buscar inversores, así podrías tener la certeza de que si el negocio no funciona, no tendrías ese compromiso de pagar la deuda o quedarles mal a tus inversionistas. 

Además mediante la trayectoria de tu proyecto o negocio, podrás armar un buen historial de ventas. Esto puede ayudarte a demostrar que tu producto o servicio es viable y rentable ante posibles inversionistas, prestamistas y proveedores de fondos en el futuro.

Es cierto, debemos soñar en grande, pero empezar con lo mínimo posible es la manera más eficiente y menos costosa de hacer que tu idea cobre vida. No importa si no está bien acabada tu idea, ya habrá momentos en el futuro para ir mejorandola, recuerda que tu idea está en la fase de prueba, donde puedes construir, experimentar, repetir y ajustar todo lo que sea necesario en tu negocio.

Me gustaría hacer hincapié aquí en algo que puede ayudarte muchísimo a evitar errores, lee libros o mira videos relacionados a los negocios y al emprendimiento, utiliza la tecnología a tu favor.

¿Cómo debería iniciar?

El primer paso es crear un plan de negocio, es decir, poner por escrito cual sería la etapa ideal de tu negocio. Asegúrate de tener todo claro en este documento y en como podrás diferenciarte ante tus competidores.

Una vez que tengas tu visión bien clara, redacta un plan financiero (Presupuesto) que muestre cuánto costaría lanzar tu negocio en su formato ideal. Esto incluye costos de instalaciones, como alquileres y mejoras del edificio, equipos, empleados, marketing y publicidad, inventario, materias primas y otros gastos como el seguro o los impuestos.

Luego de ver la cifra total, que me imagino que es bien alto, el siguiente paso es cómo puedes mantener tu oferta clave y la experiencia que te ayudará competir, quitando las partes más costosas del proyecto. La idea es “¿Que puedo remover para empezar a pequeña escala?”.

Tu plan de negocio y de presupuesto financiero, no tiene que ser perfecto, ya que estas en una fase de prueba para experimentar y mejorar tu idea en el mercado.

Serie | Conocimientos Prohibidos

¿Preparado para cambiar tu vida?

¿Sientes que hay algo que no cuadra con tu educación, trabajo y con la sociedad? esta serie fue creada para ti.
Ver serie

¡ÚNETE A LA COMUNIDAD!

Sé parte y recibe contenido reciente de zoneclass